El arte del Linux minimalista

Damn Small Linux es probablemente la mini-distro más conocida, por sus asombrosos 50 Mb conteniendo una cantidad impresionante de aplicaciones. Hace poco descubrí a SliTaz, una distro que parece subir la apuesta de DSL, ya que ocupa alrededor de 24 Mb. Existen dos versiones la estable y la versión en desarrollo (cooking). Bajé e instalé SliTaz en Virtual Box, asignándole solamente 128 Mb de RAM. A pesar de que en su sitio dice que viene con JWM la versión estable usa por defecto LXDE, un el entorno de escritorio que se compone entre otros por un interesante gestor de ventanas llamado Openbox, el bonito y útil LXpanel y el ligero PCManFM.Slitaz mostrando a PCManFM y Firefox Para navegar por Internet propone al ubicuo Firefox (muy ingenioso el script para instalar el plugin de flash) y alternativamente al hasta ahora para mí desconocido para mí retawq, un navegador en modo texto. La herramienta de instalación no está mal y en caso de necesitarse posee el fantástico Gparted para tratar con particiones. SliTaz usa Busybox y trae una herramienta llamada tazpkg, que es de fácil uso para todo aquel que haya empleado apt-get, urpmi o yum. Por si fuera poco viene con Tazlito, un utilitario para crear versiones a medida de la distro. Linda distro para meter en un pendrive.